Masthead header

Fotógrafo de bodas Gran Canaria – Boda de Chema y Fedra

Muchas ganas de hacer lo que iba a suceder ese día, la boda de Chema y Fedra. Mucha complicidad en miradas, mensajes, conversaciones. Ese era el preludio que iba a tener muchas emociones intensas. Peluquería para ella, Hotel Santa Catalina para el. Muy arropados por sus familias. Bajo la cariñosa mirada de su hija María, Chema se vestía en el hotel, con la posterior visita de sus padres y amigo intimo, Miguel.  Mientras, Fedra se ponía guapa y vestía con su madre y hermano-padrino en casa de su madre con la presencia de sus sobrinos. ¡Esos niños  siempre dan un toque de frescura y naturalidad a todo!.

Llegar a la Finca Salvago y comenzar las emociones fue todo uno. El ceremoniante puso mucha emoción que terminaron amigos de el y de ella. La libertad que daba la comida cocktail permitía el movimiento libre de los invitados, lo cual hacia muy dinámico los espacios. De repente la primera sorpresa se pudo visualizar en la pista, un flashmob, hecho por los invitados, con cero ensayos porque todos vivían en sitios/islas distintas. La pareja no salia de su asombro. La organización corrió a cargo de Vintia Catering,  que le tienen cogida la medida perfectamente a la finca. Disfrutamos mucho con la buena música de Play Sound, que por peticiones populares nos amenizó con mucho electro latino, el calor y la adrenalina subía por momentos. La decoración floral y el photo call lo puso Flor Modernacon mucha generosidad por parte de Nestor, el súper primo de la novia.

Mi compañera Acidalia Nuez y yo, disfrutamos mucho de este trabajo por la atmósfera de felicidad que transmitía todo el ambiente. Gracias a todos por habernos dejado disfrutar de esta boda tan maravillosa.

Boda en Finca Salvago, Las Palmas de Gran Canaria, Chema y Fedra.